Blog

La Historia de mi sexualidad

En el tema anterior que tratamos sobre la sexualidad sagrada vimos que nuestra sexualidad viene dada por lo vivido cada uno en su esencia, desde el momento de la gestación, si fuimos deseados o no, el momento del alumbramiento parto natural, fórceps cesárea, prematuros o a termino. En la niñez si nos dejaban libre y respetuosamente tocar los genitales o si nos lo prohibían o cuestionaban, si fuimos objeto de abuso infantil, en la adolescencia si conocíamos nuestro cuerpo y lo valorábamos y respetábamos o éramos eco de lo que veíamos y nos contaban, si tuvimos una educación sexual adecuada a nuestra edad por parte de nuestros cuidadores y maestros, si fuimos promiscuos , reservados o tuvimos una sexualidad consciente y satisfactoria, todos estos son aspectos que conforman la historia sexual individual, que debemos revisar, mirar y sanar para así tener una sexualidad sana y valiosa que sea una energía creadora y de evolución.

A partir de revisar estas fases de nuestra sexualidad podemos observar si tenemos dificultad para la entrega, si tenemos consciencia de rechazo, de abandono, si nos sentimos invisibles, si sabes dar y recibir caricias y abrazos, si aceptas un reconocimiento, si te comunicas mirando a los ojos, si sabes mantener lazos de afectos. Al ir a esos aspectos debes detenerte y ver o sentirlo, si puedes llegar a recordar que te impidió o ahora que te coarta a entregarte y disfrutar del placer a solas o con el otro.

En este momento que estas leyendo esto ya eres una adulta, responsable de que lo que necesites, requieras o sustentes solo depende de ti, por eso es tan importante dar este salto, hacia tu despertar y conocerte y saber cada día que quieres que te puedes dar para tener una experiencia sexual multidimensional, sabiendo que la sexualidad en si no es simplemente el coito entre dos seres que se juntan con este propósito, sino que la sexualidad en si es la energía vital de la vida, que nace al momento de la creación, y que debes aprender una visión nueva que te permita liberarte de esas creencias limitantes, y así reconciliarte con tu ser. Este es el primer punto que tratamos de la publicación anterior es identificar a nivel mental y emocional estas creencias limitantes, prejuicios y miedos.

Así que ha llenar cada minuto de placer, el placer es la experiencia de que algo se siente bien, donde se siente lo bueno de tu vivir, pero si y solo si descubres que esos patrones subconscientes perjudiciales debes verlos, honrarlos y sanarlos «YO ENTIENDO AHORA MI HISTORIA Y ME PERDONO Y ME VEO CON COMPASION». Este es tu trabajo personal con amor al sanarte con consciencia y de honra a tu corazón. Así empezaras a conocer la nueva Sexualidad Sagrada que esta dentro de ti.

«La sexualidad no es distracción o actividad de medio tiempo. Es una forma de ser». Alexander Lowen

Si estas interesada en profundizar en este tema para tratar tus creencias limitantes, miedos, prejuicios agenda una cita conmigo. La sexualidad sagrada multidimensional espera por ti.

Abrazando La vida. Karelia